Muchas App, gracias, pero soy una viajera vintage.

Es abrumadora la cantidad de aplicaciones que podemos encontrar en nuestros Smartphones a la hora de planear/realizar/compartir un viaje. Las herramientas cubren las necesidades desde el momento de pensar en el destino hasta el compartir nuestras críticas y recomendaciones posteriores.

Y no solo hablo de aplicaciones, sino también de redes sociales, plataformas, blogs y foros en los cuales la gente pregunta cosas como “¿Puedo llevar los esquíes de manera transversal en el techo del coche?”(juro que lo he leído), “¿Qué moneda se usa en X pais?” o “¿Cuánto sale X excursión?”

Las aplicaciones mas conocidas para organizar y reservar los servicios del viaje son las que brindan las propias agencias de viajes y portales como Kayak, Booking, eDreams, etc.

Luego, para el “durante” del viaje, existen aplicaciones como CamTranslator (que hace traducciones en tiempo real de textos que fotografías) o Image It (que permite comunicarse con gente que habla otro idioma por medio de pictogramas) que facilitan la estancia. Y por supuesto el queridísimo Google Maps que remplaza cualquier guía Michelin (que por cierto, también tiene su app). Y no olvidar Foursquare para chequearse e ir compartiendo donde estamos (además de cazando promociones).

La tecnología llegó para facilitarnos la tarea, de eso no hay duda (aunque ahora la tarea sea dar con la app correcta).

Pero a pesar de ser una profesional del 2.0 y el turismo, yo sigo prefiriendo organizar mi viaje como lo hago desde hace años, quien sabe, quizá detrás de todo solo hay una “viajera vintage”:

mapa viaje viena

¿Ustedes siguen utilizando el queridísimo mapa de papel?

¿No? ¿Qué otra app recomendarías?